ENVÍO GRATIS SOBRE $80.000

Åke Nordin, fundador de Fjällräven, no sabía que estaba a punto de crear la legendaria chaqueta Expedition Down. Solo quería dejar de tiritar por el frío. 

La necesidad es, muchas veces, la madre de la invención. El fundador de Fjällräven, Åke Nordin, estaba acampando - básicamente en un hoyo en la nieve - en la montaña desierta de Abisko, en el extremo norte de Suecia, aguantando una noche increíblemente fría y ventosa.

Åke Nordin, fundador de Fjällräven. 

El frío extremo era el aspecto de la vida al aire libre que Åke menos soportaba. Estaba allí, congelándose, tiritando, y comenzó a preguntarse si quizás podría inventar una chaqueta en la que fuera imposible pasar frío. 

Åke siempre había odiado las incómodas pieles de oveja del ejército, que rápidamente se mojaban y se volvían pesadas de llevar. Imaginó una prenda más ligera que pudiera comprimirse para ocupar menos espacio en la mochila y que, al usarse, pudiera aislar a casi cualquier temperatura.

"Dos chaquetas de pluma, cosidas juntas en una sola, fueron el producto de esa noche fría y ventosa a 300 km dentro del Círculo Polar Ártico".

La original Expedition Pack Down era azul con cordones amarillos. El azul era el color favorito de Åke, y la combinación con el amarillo le recordaba a la bandera de Suecia. 

Aprender de los mejores es un buen comienzo

En 1940, un estadounidense llamado Eddie Bauer patentó el patrón de la primera chaqueta de pluma del mundo después de contraer neumonía durante un viaje de pesca en el estado de Washington. Sus parkas aisladas con pluma eran la elección preferida de los pilotos de combate estadounidenses, que las usaron en la Segunda Guerra Mundial.

Åke siempre había aprendido tratando con personas más hábiles que él.
Los expertos en aislamiento de pluma estaban en Estados Unidos, así que allí se dirigió. En una feria al aire libre en Chicago conoció al escalador George Lamb, fundador de Camp 7, en ese momento uno de los principales fabricantes de chaquetas de pluma y sacos de dormir de América.
Lamb vendió su negocio unos años después a una empresa californiana y se retiró para cuidar de sus caballos, pero no antes de llevar a su amigo sueco a Boulder, Colorado, para enseñarle cómo desarrollar mejor sus propias chaquetas aislantes de pluma y otros productos, como sacos de dormir.
En aquellos días, los pioneros de la industria del equipo al aire libre eran principalmente entusiastas autodidactas del aire libre. Todos se ayudaban mutuamente con nuevas invenciones y soluciones. Así como Lamb compartió su conocimiento, Åke publicó los dibujos de su revolucionaria tienda Thermo en los catálogos de Fjällräven para que la gente pudiera intentar refinar el diseño. Al regresar a Örnsköldsvik, Åke finalmente tenía las herramientas necesarias para diseñar una prenda funcional que evitara que el usuario se congelara. Sentado en su Singer, cosió una chaqueta de duradero tejido de poliamida Rutarme (nylon) que comprendía una chaqueta más pequeña dentro de una más grande.

Fjällräven Expedition Down

Las pruebas del ejército estadounidense habían demostrado que una capa de diez centímetros de grosor era capaz de aislar hasta menos 40 °C, siempre que se cosieran conductos de aire en el espacio entre las chaquetas interior y exterior, como en un saco de dormir.
Con este conocimiento y utilizando la técnica que había aprendido en Colorado, Åke llenó estos conductos con pluma de ganso, pero rellenó los hombros con una capa de fibra de poliéster Dacron para evitar que se comprimieran y perdieran aislamiento cuando los usuarios llevaban herramientas pesadas en sus bolsillos. Equipó la chaqueta con una capucha aislante que cubría todo menos los ojos cuando se ajustaba, y la hizo lo suficientemente larga como para cubrir la parte trasera del usuario.
Después de probar cuidadosamente su prototipo, Åke comenzó a producir la chaqueta Fjällräven Expedition Down en 1974. La capucha venía con cuerdas amarillas enceradas del mismo tipo duradero que los cordones de las botas de hockey sobre hielo. Era una chaqueta que mantenía al usuario caliente en temperaturas extremas en lugares sin refugio interior.

Desde el Polo Sur hasta las calles de Estocolmo

A lo largo de los años, la chaqueta Fjällräven Expedition Down ha sido utilizada por expediciones del Secretariado Sueco de Investigación Polar en el Polo Sur y Groenlandia. Ha abrigado a conductores de trineos de perros en el Círculo Polar Ártico y a escaladores en los campamentos base del Himalaya.
La Chaqueta Expedition Down ha demostrado ser funcional en muchísimos lugares fríos y remotos. 
Hubo un tiempo, sin embargo, en que Fjällräven vendía más chaquetas Expedition Down en un distrito de moda de Estocolmo que en cualquier otro lugar.
Se ha dicho que la tendencia sueca de las chaquetas de pluma tiene sus raíces en el entusiasmo por la leyenda nacional del esquí Ingmar Stenmark. El taciturno pero invencible nórdico popularizó el esquí alpino entre los suecos, que anteriormente preferían la variedad de larga distancia.
"Para una noche fuerte afuera". Poster de los 1980s. 
Durante sus vacaciones de esquí en los Alpes, los turistas suecos copiaban la moda continental en las pistas. Este fue el mercado en el que se lanzó la chaqueta Expedition Down.
La chaqueta rápidamente demostró ser un éxito entre las consumidoras, que en ese momento preferían chaquetas grandes que cubrieran sus traseros. Pero no fue hasta bien entrada la década de 1990 cuando la chaqueta ganó popularidad más allá de su círculo interno de aventureros y entusiastas del aire libre. Pero cuando lo hizo, su popularidad se extendió rápidamente.

 

Una carrera en el cine

La cálida chaqueta de pluma de Fjällräven ya era popular entre los profesionales de la industria cinematográfica, especialmente entre los fotógrafos que pasaban días enteros filmando al aire libre. Cuando Jan Troell dirigió "Flight of the Eagle", un drama sobre una famosa y desafortunada expedición sueca en globo del siglo XIX al Polo Norte, él y su equipo de filmación se mantuvieron calientes con chaquetas de pluma de Fjällräven. No pasó mucho tiempo antes de que otros directores y estrellas de cine suecas, incluida la actriz Lena Olin, también pidieran las chaquetas.

Extra, extra, extra pequeño

Para muchas mujeres, sin embargo, las dimensiones sobredimensionadas de la chaqueta eran un problema. La idea de Åke era que cuando regresaras al campamento base pudieras usar la chaqueta sobre tu ropa de invierno habitual, de ahí las generosas proporciones.

Pero esto no era necesariamente lo que los consumidores urbanos querían al comienzo del nuevo milenio. Una tienda en uno de los distritos más acomodados de Estocolmo pidió a Fjällräven tamaños más pequeños.

Åke inicialmente era escéptico, sabiendo que se perdería algo de funcionalidad si la chaqueta no cubría la parte trasera del usuario. Pero finalmente la empresa decidió escuchar a sus clientes y comenzó a fabricar la chaqueta Expedition Down en tallas xxs y xxxs. Las ventas se dispararon: a mediados de la década de 2000, las chaquetas se usaban por todo Estocolmo.

Como muchos otros productos de marca exitosos, la chaqueta Fjällräven Expedition Down ha sido muy pirateada. Durante la temporada navideña de 2003, anuncios en periódicos y en el metro de Estocolmo ofrecían chaquetas Fjällräven baratas hasta un 70 por ciento menos que el precio de venta.

Fjällräven contactó con la Autoridad de Ejecución de Suecia, que incautó más de 1,000 chaquetas pirateadas importadas de China. Las falsificaciones fueron destruidas y se ordenó al importador pagar daños y perjuicios.

El 21 de diciembre, un tribunal dictaminó que la chaqueta Fjällräven Expedition Down tenía derecho a la protección de la ley de derechos de autor de la misma manera que una canción pop, un libro o una obra de arte. 

"La moda no me interesa"

Entonces, ¿cómo se convirtió un hombre de Örnsköldsvik en un actor clave en la moda sueca?
Cuando una vez le hicieron esta pregunta a Åke, se mostró un poco molesto. "La moda no me interesa. Siempre he hecho las cosas porque las necesito yo mismo. No soy un tipo excepcional, soy una persona común. Y eso significa que cuando hago cosas para mí, satisfacen las necesidades de muchas otras personas".
El factor clave es la simplicidad. Åke odiaba tener frío. Así que diseñó una chaqueta que aislaba contra temperaturas bajo cero mejor que cualquier otra en el mercado.
La hizo azul porque el azul era su color favorito. Hizo los cordones de la capucha amarillos porque el amarillo y el azul juntos le recordaban a la bandera sueca. Esta chaqueta voluminosa ha sido designada como una obra de arte por un tribunal, no está mal para alguien que simplemente quería una prenda que lo mantuviera caliente.


Ver artículo completo

Cómo prepararte para los días lluviosos en la naturaleza
Cómo prepararte para los días lluviosos en la naturaleza

No intentes evitar los días de lluvia esta primavera. En su lugar, aprecia todo lo que nos proporciona la naturaleza, incluyendo el clima húmedo.
Fjällräven Polar 2024 junto a Martín del Río
Fjällräven Polar 2024 junto a Martín del Río

300 kilómetros de naturaleza ártica, 180 perros de trineo entrenados, un grupo de expertos y sólo 20 invitados, entre los cuales se encuentra el chileno Martín del Río, fundador de Ladera Sur. 



Conoce sobre su preparación y expectativas previas a uno de los eventos más exclusivos del mundo outdoor.
Cómo cuidar tu kanken
Cómo cuidar tu kanken

Poco ha cambiado desde que lanzamos Kånken en 1978. Aquí hay algunos consejos para ayudar a prolongar la vida de su mochila favorita. No la pongas en la lavadora, no llenes demasiado tu Kånken y no la dejes a la luz solar directa.